?Como eran las redes sociales desplazandolo hacia el pelo los ligues en el siglo XIX?

?Como eran las redes sociales desplazandolo hacia el pelo los ligues en el siglo XIX?

Gracias a las redes sociales compartimos nuestras vidas asi­ como pensamientos con un circulo sobre colegas desplazandolo hacia el pelo conocidos. Mientras que las antiguos aristocratas romanos hacian recepciones diarias, las nobles rusos se visitaban dentro de si. Como podri­a ser, los recien casados se veian forzados an examinar a todo el mundo sus parientes asi­ como cuando la sujeto caia enferma, tenia que acoger visitas que le deseaban que mejorase. Aparte, estas visitas debian ser devueltas.

Facebook

“El jueves a las 6 sobre la tarde, Maria Ivanovna subio al carruaje y fue a visitarla, con un horario en la mano. Ese dia hizo 11 visitas, el viernes primeramente de la cena hizo diferentes diez desplazandolo hacia el pelo 32 luego sobre la cena. El sabado hizo otras diez mas. Fueron 63 en total y no ha transpirado dejo unas diez visitas para sus seres queridos el domingo”.

‘Desayuno sobre un aristocrata’, trabajo de Pavel Fedotov.

Despues de la asesinato de un familiar, estaban las visitas de condolencia. Martha Wilmot, chica inglesa que vivio a principios del siglo XIX en Rusia, expreso su desden por esta folclore, aunque se le dijo que, “si la viuda no hubiera enviado el anuncio [sobre la homicidio sobre su marido], la comunidad la habria condenado por faltarle el respeto a la memoria sobre su marido. Los usuarios pondria en duda la sinceridad sobre su dolor, ganaria un arsenal de enemigos, las rumores serian implacables y no ha transpirado, finalmente, ninguna persona visitaria su casa”. Hablando en terminos sobre Twitter, es igual que si la viuda hubiera sido expulsada en internet.

Pero no siempre habia tiempo Con El Fin De las visitas. Asi que a partir sobre la lapso sobre 1830 se hacen populares las tarjetas de recepcion. Cuando se iba a ver a la humano sin embargo no estaba en hogar, entonces se podia dejar la postal o enviarla con un sirviente (nunca se podia mandar sirvientes para ponerse tarjetas an individuos superiores en servicio o con titulos superiores. Estaba considerado como algo grosero).

Tarjetas de presentacion del siglo XIX.

La conjunto sobre tarjetas en la mesa de el cafe eran la muestra del circulo social; la clase sobre listado sobre colegas en Twitter. “Algunos chiflados estan pagando lucrativas sumas de dinero a porteros y a las criados de estas casas nobles, para que las porteros les lleven las tarjetas de los ricos que habian sido enviadas por sus nobles amos. Esta clase sobre astro colocaria estas pruebas, muestra de que contaba con esplendidos conocidos, atras de el espejo para presentar a las, no menor esplendidos amistades, que tenia conexiones en la alta sociedad”.

Tinder

Los lazos sociales podian ser bastante utiles de un joven que buscaba pareja. Aunque si individuo no tenia bastantes conocidos, podia ir en busca de alguien a sitios de citas nunca oficiales. Al igual que Tinder, estos lugares ofrecian la oportunidad sobre dar con a alguien dentro de un conjunto casual. En Moscu, las familias sobre los comerciantes asi­ como sobre la pequena burguesia sacaban a sus hijas en la fiesta de el Bautismo de el Senor : “Todo el malecon estaba lleno de chicas con costosos trajes de invierno. Enfrente sobre ellas, jovenes comerciantes se pavoneaban con abrigos sobre zorro y no ha transpirado sombreros altos”. Las casamenteras estaban a mano para echar la mano.

Obviamente los nobles nunca andaban tras novias en las malecones a lo largo de la estacii?n invernal. Aparte sobre efectuar empleo de las casamenteros, las familias nobles acudian an algunas iglesias que se podian inspeccionar Con El Fin De indagar la mujer. Un mozo tenia que ir a esas iglesias y rezar, entretanto escudrinaba el sitio tratando de conseguir una chica que le gustaba. Tan pronto igual que la veia, su inspeccion era interceptada por la tia atenta, que rapidamente le decia el apellido sobre la chica y la ocasion idoneo de visitarla.

Aplicaciones sobre mensajeria

Las apps de mensajeria son una enorme forma sobre comunicarse dentro de si discretamente asi­ como prevenir que alguien escuche a escondidas la chachara. Las jovenes de el siglo XIX necesitaban desesperadamente un smartphone en un bailoteo o durante una bienvenida. Las chicas no podian coquetear cuando habia un conjunto de nineras desplazandolo hacia el pelo tias que insistian en las buenos modales. Sobre forma que inventaron un habla confidencia, basado en las gestos con abanicos y en el “lenguaje de estas flores”. Obviamente, muchas tias tambien entendian este idioma. Sin embargo era la unica forma socialmente aceptable Con El Fin De permitirse comunicarse discretamente. Una chica noble o un hombre nunca podian hablar de viva voz acerca de el apego o en temas privados.

Un admirador podia mandar a su apego un ramo que podia leerse como un mensaje. La rosa austriaca significaba “gran amor”; la rosa damasquina, “amor timido”; entretanto que el expedicion sobre rosas amarillas significaba que se sospechaba de la infidelidad. Las violas tricolores, “recuerdame”; el ocimum queria decir “te odio”; el geranio marron, “te encontrare” y mismamente sucesivamente. Las combinaciones de flores podian transmitir un mensaje minucioso, desplazandolo hacia el pelo la opcion hablaba abundante referente a el deleite de el admirador desplazandolo hacia el pelo la cantidad sobre su riqueza.

A lo largo de la recibo vespertina, las jovenes utilizaban abanicos Con El Fin De infundir mensajes, la tendencia que llego desde Espana y Francia. De expresar aprecio, la mujer senalaba a un hombre con el sumo de arriba sobre un abanico, entretanto que lo contrario significaba desprecio. Las que abrian repetidamente un abanico, lo hacian Con El Fin De decir su aprobacion, mientras que mantenerlo abierto significaba un amor entusiasta.

Algunos gestos transmitian mensajes directos: unos golpecitos en la cadera significaban “sigueme”; tocarse la oido izquierda con un abanico abierto, “nos observan”; girar lentamente un abanico con la mano izquierda significaba: “ven, estare encantado”. Este estilo de las abanicos se hizo tan popular que a lo largo de un lapso “usar un abanico” significo “coquetear”.

Asi era la eclectica formacion de los zares en el siglo XIX.

La jurisprudencia sobre derechos sobre autor sobre la coalicion de Rusia prohibe estrictamente copiar total o parcialmente las materiales sobre Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito asi­ como sin insertar el link al escrito original.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *